Bucaramanga y Cúcuta se mueven por el agua

44
El páramo de Santurbán esta ubicado entre los departamentos Santander y Norte de Santander.

COLOMBIA – Las dos se oponen a la explotación minera cerca del páramo de Santurbán. Minesa defiende proyecto.La disputa por el agua que se vive en Santander y Norte de Santander llegará a su punto de más tensión en la tarde de hoy cuando la gente de sus capitales salga a marchar en defensa de ella.

La iniciativa de la manifestación surgió ante el debate por el proyecto de la Sociedad Minera de Santander (Minesa) que pretende realizar la explotación de la mina Soto Norte, la cual será vecina del páramo de Santurbán, y de donde aspira a extraer durante 23 años nueve millones de onzas en concentrados de pirita y cobre, cerca de los municipios de California y Suratá, en Santander.

De acuerdo con Minesa, empresa que pertenece a Mubadala, un fondo de inversión y desarrollo del Gobierno de Abu Dabi, en los Emiratos Árabes Unidos, el plan actualmente se encuentra en fase de exploración, con estudios técnicos, financieros y ambientales en curso, y en etapa de preparación para el trámite en la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (Anla).

El debate se inició desde el 4 de agosto pasado, cuando Minesa le presentó a la Anla la solicitud del estudio de impacto ambiental con el que pretende empezar labores en la zona.
Según algunos voceros de la movilización, lo que se pretende es que dentro de la Anla se tenga en cuenta la opinión de la ciudadanía, pues se debe hacer una audiencia donde se escuche a la empresa y a los directamente afectados por la posible explotación minera en la zona.

“Tenemos un principio de precaución, no se debe tomar una decisión así a la ligera.
La ciudadanía ha realizado unos estudios que se deben tener en cuenta, y si aprueba esa licencia, pues tenemos otros recursos para pelear”, señaló el docente de la Universidad Industrial de Santander (UIS) Gonzalo Peña.

Al debate se sumaron los miembros del Acueducto Metropolitano de Bucaramanga, quienes cuestionaron a la multinacional Minesa por la labor de explotación, pues, aseguran, esta va a generar daños graves en el agua que consumen los habitantes de estos departamentos.
Expertos sostienen que el uranio que contienen las rocas del páramo se va a derramar en el agua donde nacen los ríos de los que se abastecen en ambos departamentos.

“Ellos creen que tienen controlado eso, pero no se dan cuenta del daño que le harán al agua, ahí es donde está el problema”, sostiene Peña.