Niegan tutela presentada por pilotos de Avianca contra Tribunal de Arbitramento

700
Pilotos de Avianca en plenaria del Congreso.

COLOMBIA – El Tribunal Administrativo de Cundinamarca negó la tutela presentada por la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles, Acdac, con la que esperaban que se declarara ilegal el Tribunal de Arbitramento convocado por el Ministerio de Trabajo.

El fallo del alto Tribunal indica que “el amparo solicitado es negado por tratarse de un servicio público esencial a la luz del fallo proferido por el Tribunal Superior de Bogotá”. El recurso fue presentado el pasado 2 de octubre con el argumento de que el Ministerio no cumplió con los requisitos de ley en dicha convocatoria, con lo cual, según ellos, se estaría favoreciendo a una de las partes involucradas en el pleito.

“La Resolución desconoce el derecho que nos otorga la ley de 60 días de huelga; solo al término de este periodo se podría convocar el Tribunal. Dada entonces la ilegalidad de la Resolución para la conformación de un Tribunal de Arbitramento, no podemos proceder con el nombramiento de un árbitro, pues estaríamos incurriendo en un delito”, indicó en su momento Jaime Hernández, presidente de Acdac.

A su vez, a través de un video publicado a medianoche del lunes, los pilotos de Acdac volvieron a invitar a que Germán Efromovich se vuelva a sentar a la mesa de negociación para levantar la huelga de cerca de 700 aviadores, que ya completa 28 días.

Según el presidente de Acdac, Jaime Hernández, el cese de actividades se ha prolongado por las acciones de Avianca. “La aerolínea ha tenido la oportunidad de detener la huelga, incluso antes de que iniciara. Por ejemplo, cuando estuvimos sentados con la mediación de la señora ministra del Trabajo, Griselda Restrepo, la administración desconoció los preacuerdos alcanzados durante nueve días de discusión, se burló de la mesa y de la señora Ministra.

Sin embargo, Avianca informó que 100 pilotos suspendieron la huelga y se acogieron a la oportunidad que les dio la aerolínea de retomar sus actividades, sin ningún tipo de represalias disciplinarias.